Científicos afirman haber recreado la voz de un sacerdote momificado

Se trata de Nesiamón, la momia de un sacerdote egipcio fallecido hace 3.000 años, cuyo cuerpo se conserva en Gran Bretaña.

Un grupo de egiptólogos británicos afirma haber reproducido la voz de un hombre que vivió hace más de tres milenios. La momia de Nesiamón fue trasladada al Hospital General de Leeds para que la sometieran a un proceso relativamente sencillo: a través de un escáner de rayos X, han estudiado su tracto vocal y lo han reconstruido con una impresora 3D. El resultado es un sonido breve, similar a la vocal ‘e’ que según los investigadores sería la “voz” de la momia.

Nesiamón fue un sacerdote egipcio que vivió hace unos 3.000 años en el templo de Karnak, cerca del actual Luxor, durante el reinado del faraón Ramsés XI. Dedicó su vida a recitar oraciones y a cantar al dios Amón, por lo que su voz resulta de interés arqueológico para investigar las variaciones de la voz humana y del canto a lo largo de la historia. En 1941, la momia fue la única en resultar indemne tras un bombardeo aéreo del museo de Leeds, Inglaterra, que la conservaba junto a otras dos de igual origen. Ahora, el ingeniero electrónico y egiptólogo David Howard y el arqueólogo John Schofield de la Universidad de Leeds afirman haber logrado recrear su voz tres mil años después de su muerte, a través de la reproducción en una impresora 3D de su tracto respiratorio y sus cuerdas vocales. La réplica fue conectada a una computadora que analizó la corriente de aire que pasó a través del tracto, y así produjo un sonido.

La hipótesis, sin embargo, tiene sus detractores: Sin conocer una infinidad de otros factores implicados en la producción de la voz, como la capacidad pulmonar, la densidad y la rigidez de las cuerdas vocales y del resto de músculos involucrados, la absorción de los tejidos y un largo etcétera, nunca se podría llegar a una reconstrucción precisa”, afirma Piero Cosi, ingeniero electrónico del Instituto de Ciencias y Tecnologías de la Cognición, en la ciudad italiana de Padua. “Sin embargo, uno puede tener una idea de la voz original”, concede.

Howard y Schofield, no obstante, defienden con vehemencia su presunto descubrimiento, que fue difundido a través de la revista especializada Science Report.  Howard sostuvo que está destinado a “emocionar e inspirar” al público, ayudando a divulgar la historia de la humanidad. Los autores también apuntan otra posible aplicación para el futuro: ayudar a recuperar la voz a personas que se han quedado sin laringe tras un tumor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You cannot copy content of this page